Cómo convertirte en scrapbooking blogger en 10 pasos


Si amiga mía, ha llegado el momento de desvelar los misterios que se esconden detrás de los bloggers de scrapbooking. Sé que este post puede causar polémica y revuelo pero creo que para aquellas que queráis dedicaros a esto, aquí os transmito mi humilde conocimiento en la materia. 


1. Tu blog es tu carta de presentación

Sí, de la misma manera que cuando alguien llega a tu casa, ésta tiene que estar mínimamente decente y arreglada, pues con el blog (y quien dice blog, dice el resto de las RRSS) tiene que estar presentable y arreglado. A nadie le gusta llegar a un sitio feo o de difícil navegación, de modo que si tienes un blog de blogger o wordpress, es importante que éste sea de fácil navegación para los visitantes y que tenga una imagen cuidada y profesional. Si las plantillas que blogger o wordpress tienen de serie no te gustan, no te preocupes, yo también pasé por ahí....en etsy.com tienes infinidad de plantillas listas para instalar en tu blog.


2. Tecnología al poder

Desgraciadamente tienes que tener unos mínimos en lo que a tecnología se refiere. O bien tienes un móvil de última generación que haga unas fotos de infarto o tendrás que tener una buena cámara fotográfica y/o un buen editor de fotos. Puedes usar PicMonkey por ejemplo, pero hay muchos más. 

Las fotos tienen truco...a parte de los filtros que les puedas añadir, tomar las fotos es también un arte que se puede aprender fácilmente. No todas tenemos la suerte de tener un espacio amplio que nos sirva de estudio donde poder hacer las fotos para el blog, pero sí que tenemos la opción de comprar un pequeño estudio de foto como el que te muestro a continuación: 

Los hay de varios precios, y los puedes encontrar en webs como Amazon.es. Lo montas cuando necesitas hacer tus fotos y lo desmontas, así de fácil. Es obvio que es necesario un ordenador porque veo difícil poder montar los posts desde un móvil o tablet, el ordenador es mucho más práctico, pero cada uno usa la opción que más le conviene. 

 

3. Controla tus métricas

¿Qué son las métricas? Dicho rápidamente son las estadísticas de tu blog. Tienes que saber qué contenido funciona y que contenido es una tusta. Tienes herramientas como Metricool.com que monitorizan tu blog y te muestran el tráfico de tu blog, es decir, las visitas que recibe, los posts que más gustan, etc. Imprescindible que hagas un seguimiento del contenido de blog para poder adaptarlo a tu audiencia.


4. Escoge las RRSS con las que quieres trabajar

Sí, hay que escoger en qué redes sociales quieres centrar tus esfuerzos. En su día, me abrí Twitter, Pinterest, YouTube y todo lo que te puedas imaginar....pero a veces, es mejor ceñirse a un par o tres de redes porque no hay que olvidar que debes dedicar tiempo a generar contenido en cada una de ellas. 


5. Ser blogger, un trabajo de pico y pala

Por desgracia, los inicios son duros, al principio no te leerá ni el tato así que tienes que tener una frecuencia de publicación alta, no puedes publicar un post hoy y no volver a publicar otro hasta dentro de 6 meses (lo que voy a hacer yo a partir de ahora jeje). Básicamente, el señor Google no mostrará tu blog cuando la gente busque blogs de tu temática porque considerará que si no publicas a menudo, es que no eres relevante. Así que ya sabes, publica con frecuencia.

Lee sobre blogging y sobre marketing, no sólo tienes que ceñirte a la temática de blog. Al final, escribes y publicas porque quieres que te lean y que te sigan cual gurú del papel. Tu bagaje tiene que abarcar tanto la temática de tu blog como herramientas que puedas poner en práctica para darte más visibilidad y llegar a tu público objetivo. 


6. Mantén el contacto con tu audiencia

Como las artistas jeje tienes que estar atent@ a las peticiones y comentarios de tu audiencia porque ellos te marcaran la pauta y te sugerirán publicaciones. Tampoco es plan de cada día preguntar ¿Hola amiguitos, qué queréis que publique?" porque saltará a la vista que estás canina y que no tienes naaaada de naaada para publicar.


7.Planificación 

Es imprescindible que tengas un calendario de publicaciones, escoge el formato que más te guste, papel o digital, pero tienes que tener una frecuencia de publicación que debes seguir a rajatabla, sobre todo los primeros meses...así que te tocará hacer un brainstorming (llúvia de ideas) y buscar contenido para tu blog, siempre teniendo en cuenta que éste debe interesar a tus lectores, sino, ya puedes publicar el post más bonito de toda la blogosfera, que si no interesa, no lo leerá nadie. 


8. Comparte y sigue

Debes compartir tu contenido, ya sea via Facebook, Pinterest o otras RRSS y sobre todo, ten una actitud respetuosa con los otros bloggers. Hay de todo en la viña del Señor, pero tienes que ser cordial y no entrar en conflictos con nadie. Verás que según el éxito de tu contenido, más de uno te "copiará" la idea...eso forma parte del juego...es así de triste...pero tú y yo sabemos que no vamos a inventar la rueda ¿verdad?

A parte debes ser una persona activa, es decir, que de la misma forma que tu cuelgas contenido y esperas que lo comenten y lo compartan, debes hacer lo mismo. Al final, formas parte de una comunidad que comparte el mismo interés por el Scrapbooking :) 


9. Siempre conectad@

Por desgracia ser blogger o intentarlo no es tarea fácil y requiere rigor y estar al día. Eso significa que debes estar atent@ a todo lo que acontece sobre la temática. De modo que sigue toda la actividad sobre scrapbooking para estar al día de las novedades y las tendencias. Sigue a otros blogs, grupos de Facebook, tableros de Pinterest, lo que sea. 


10. Encuentra tu estilo 

Esto es como cuando la Pantoja le dijo a un periodista "Cómprate una vida!" bueno, pues más o menos aquí es lo mismo. Tienes que tener un "algo" especial que te diferencie de las demás. Ya sea por tu estilo scrapero, por tu manera de comunicar, por el tipo de proyecto que haces, etc. Busca aquello que te hace diferente, a veces las "rarezas" se convierten en oro molido que nos hace brillar :) 


Seguramente me dejo cosas en el tintero, per a grandes rasgos, esto es la base. A partir de aquí, ya puedes lanzarte a la aventura. Siempre puedo escribir la parte 2 del post...qué me dices?

¿Dime, te animas a ser scrapbooking blogger?

Seguir leyendo

Layout Papa Noel

 


Cada año me propongo hacer algún proyecto de scrapbooking con temática navideña y éste año lo he conseguido! Eso sí, el layout tiene truco porque las fotos no son de este año, sino de hace unos cuatro años jeje. Porque entre tú y yo, si tengo que esperar a hacer las fotos de Navidad, imprimirlas y hacer el layout, la verdad es que no llego a tiempo!

Como habrás podido leer en el post anterior, vuelvo al scrapbooking de siempre, el que promueve aprovechar cada retal y cada papel para hacer tus proyectos. De modo que he buscado entre las montañas de papel que todavía tengo por gastar y he encontrado los que puedes ver, todo muy navideño eh! 


He colocado varios die cuts (figuras recortadas) que he ido colocando por todo el layout. También he utilizado adhesivo 3D de doble cara para pegar los adornos y darle relieve al proyecto. 


He ido colocando diferentes adornos que he combinado entre sí, siempre con la idea de crear el efecto relieve. 


Finalmente, aquí tienes el resultado. Una combinación de varios adornos colocados con adhesivo 3D a doble cara para conseguir el efecto relieve. Tan importante como los adornos es la gama de colores. Reconozco que a veces hago combinaciones de colores extrañas, pero si quieres que tu layout tenga armonía, intenta escoger papeles y adornos de los mismos colores de la fotografía que usarás en el proyecto. 


¿Y tú, ya tienes tus proyectos de Navidad acabados?
¡Cuéntame!

Seguir leyendo

Vuelta a los orígenes del Scrapbooking

 


Dos años y medio desaparecida, sí, lo sé....es mucho tiempo....pero necesitaba un respiro y ahora te cuento el porqué. 

Empecé con el scrapbooking por afición, con afán de compartir todos mis descubrimientos, de una manera gamberra y divertida. A lo largo del tiempo, la afición se convirtió en una obligación, estaba más pendiente de generar contenido para el blog que de hacer proyectos de scrapbooking por placer. 
El tiempo no es infinito y compaginar trabajo, vida familiar y el blog, que poco a poco dejó de ser un hobby fue imposible. 
Me habrás oído muchas veces decir "yo no vivo del scrapbooking" y así es...yo no vivo de éste hobby ni tampoco tengo la necesidad. Me di cuenta que a medida que iba pasando el tiempo, el blog iba perdiendo su esencia y la ilusión con la que empecé éste proyecto personal había desaparecido por completo. El blog se convirtió en un monstruo, en una mochila muy pesada de llevar y tuve que parar. 

Ahora, con la distancia suficiente para poder hacer balance de estos dos años y medio te diré que el parón ha merecido la pena. He seguido haciendo scrapbooking, pero con la calma, sin ánimos de publicar constantemente para obtener "likes" ni nada de todo eso....sin entrar en competiciones absurdas con otros blogs...no merece la pena porque ese tipo de actitudes empañan la creatividad y matan el espíritu del scrapbooking. 
He visto como el contenido del blog ha sido pasto de buitres carroñeros que han utilizado su contenido, copiándolo y utilizando en su propio beneficio. En fin, qué puedo decir? No comparto ese modus operandi...pude haber cerrado el blog definitivamente, pero no lo hice y al final, ahí quedó, en la blogosfera, desamparado, alimentando otros blogs....sólo puedo decir....que el Karma de apiade de los carroñeros jeje.

Mi hija pequeña se ha aficionado al scrapbooking y ahora el hobby vuelve a tener sentido para mi y vuelvo a recuperar las ganas de compartir. Vuelvo a retomar el blog volviendo a mis inicios, poco a poco, de manera sosegada y sin perder de vista su misión divulgativa. 

No tenía ninguna obligación de publicar éste post, pero creo que te debía una pequeña explicación sobre mi ausencia. A veces necesitamos coger distancia, respirar y dejar fluir. 

Tengo la sensación de haberme sumergido en un profundo coma, han salido nuevas colecciones, nuevas herramientas y vuelvo a tener esa mirada fácilmente impresionable sobre todas éstas novedades. Es como volver a empezar y esa sensación es sencillamente mágica. 

"¿Y tú, amiga scrapera, cuéntame, que has hecho durante todo éste tiempo?"

Seguir leyendo