Layout con técnica scrapbooking de papel rasgado

 


A veces nos pensamos que cuanto más complicada sea la técnica y más materiales utilicemos, más bonito va a ser nuestro layout. La verdad es que aquella famosa frase de "menos es más" cobra todo el sentido del mundo. Se pueden realizar layout súper bonitos con técnicas muy variadas. El layout de hoy está hecho con la técnica del papel rasgado. 

Empezamos como con cualquier otro layout de scrapbooking, escogiendo los papeles que queremos usar, la foto, los adornos, etc.

Como verás, la técnica del rasgado consiste en pegar los retales de papel sobre el layout, construyendo el fondo de nuestra composición y una vez pegado, vamos rasgando la parte superior/inferior. Esto ya es a gusto de cada uno.

En algunas zonas he aplicado tinta Distress, verás que crea un efecto sombreado en los laterales. Es una buena manera de darle más textura a la composición. 


El truco está en colocar la cinta de doble cara en el centro del retal de papel, de eso modo, la parte superior/inferior queda libre para aplicar la técnica del rasgado. Si lo prefieres, puedes rasgar el papel antes de pegarlo, por si temes que no te vaya a quedar bien. Lo bueno de esta técnica es que no existe el rasgado perfecto, de modo que independientemente de como lo hagas, seguro que va a quedar bien. 


Para que el layout quede armonioso, aplica la técnica del rasgado por todo el layout, por todas esas zonas donde has colocado retales. De ese modo consigues que la composición tenga equilibrio y el efecto de rasgado no perturbe la mirada y se vea todo homogéneo.


Como últimos retoques de decoración, personalmente me encanta añadir lentejuelas y salpicaduras de tinta. Creo que le da un toque súper artístico al proyecto. También puedes añadir stickers, die cuts y cualquier otro elemento decorativo que te apetezca. Pero recuerda utilizar siempre la misma gama de colores :)

Bien, pues hasta aquí el proyecto de hoy. Espero que te guste y que te sirva de inspiración. 



Publicar un comentario